viernes, 28 de julio de 2017

Adentrándonos en el Páramo: Punkapokalyptic



Desde territorio patrio llega este juego de bandas postapocalípticas, muy inspiradas en las pelìculas de los ´80, tanto que la presentación de sus starters simulan un VHS (para los jovencitos cintas de vídeo antiguas XD).




El juego es muy dinámico y rápido de jugar, con reglas muy sencillas y una construcción de banda muy similar a juegos como Necromunda o Mordheim. Así que es ideal para jugar campañas con puntos de experiencia para los que no disponen de mucho tiempo, pues en una hora máximo has acabado la partida.

Pues después de ese vistazo por encima (podéis encontrar más información en la web de Bad Roll Games) os quisiera enseñar la banda que me he pillado, los Hijos de la Sangre Negra. Os dejo a continuación el unboxing que hemos hecho en el canal:



Ahora os enseñare mis miniaturas pintaditas. Esta facción son los fanáticos religiosos del Páramo, que adoran al petroleo como don otorgado por una deidad conocida como Tex´co. Están extendidos por todo el territorio, así que he decido hacerme un grupo un poco alejado de la "central", la Cofradía de S´ell.

Los colores principales son el amarillo y el rojo (colores de la petrolera Shell por si no habíais caido).






El líder de la banda se le conoce como Guardián de la Llama, la miniatura está muy chula. Este rudo veterano mejora la resistencia de los acólitos que tiene a la vista y es obligatorio siempre.

El quemador del báculo es un detalle chulísimo al igual que el surtidor que lleva colgando.
Elegí pintar los pantalones de todos con el Uniforme Luftwaffe de Vallejo, para que fueran neutros y resaltase todavía más los colores principales y dar uniformidad a toda la banda.




Otra miniatura que me encanta por la originalidad de su postura es el ascua con escopeta y protección contra la contaminación.
Que esté recargando la escopeta me parece una pasada, y que tenga en el hombro la máscara antigas me parece un detalle muy divertido.









El ascua con lanzallamas es mi preferida. La idea de una gaita escupefuego me parece delirante, y si lo combinamos con la falda escocesa y la postura de las rodillas es la cosa más loca y amenazadora de la banda.












Por último cabe destacar la chispa con su motocileta. Es una scuter muy ochentera, que junto con la postura tan dinámica de la motorista la hace bastante chula siendo uno de los principales elementos en la banda.










Espero que os hayan gustado, por mi parte estoy ansioso de que pongan a la venta el resto de miniaturas de la banda que salieron en la campaña de mecenazgo como otro chispa, el tío de la motosierra, un quemado con el bidón de gasolina para inmolarse o los dos personajes (Cunnilingus y ls Moma Nutritora). En cuanto tengmos noticias os las haremos saber.

Nada más  un saludo y ¡qué corran los dados!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario